Es la ciudad más antigua de la región, fundada en 1883 a orillas del río Chimehuin. Creada por el Ejército argentino durante la Campaña al Desierto, debe su nombre a la batalla de Junín y el “de los Andes” nació para diferenciarla de otras ciudades que llevan esa identidad. Domina el acceso al circuito de los lagos Curruhué Chico y Grande, los lagos Epulafquén y Carilafquén hasta llegar a las Termas de Epulafquén en Lahuen Có.

Desde este punto se puede seguir a Chile por el paso Carirriñe. También es la localidad más próxima al circuito de los lagos Huechulafquén y Paimún, accediendo a las proximidades de la ladera sur del Volcán Lanín dentro del Parque Nacional del mismo nombre. Además, desde Junín de los Andes se llega al área Trómen del Parque Nacional, hasta el lago homónimo y hasta el punto de partida de la ruta normal de ascenso al Volcán Lanín, ubicada en la ladera norte. Por el mismo camino que llega esta zona del Parque Nacional Lanín, se puede cruzar a Chile por el paso internacional Mamuil Malal o Trómen, para dirigirse a las ciudades trasandinas de Curarrehue, Pucón, Villarrica y Temuco.

Otro de los accesos que nace en Junín de los Andes es el que permite visitar la zona norte del Parque Nacional Lanín, donde se encuentran los lagos Guillén y Rucachoroy, y acceder al circuito Pehuenia, que enlaza los lagos Aluminé, Moquehue y Ñorquinco, en las proximidades del paso internacional Icalma. En el departamento Huiliches que tiene su cabecera en Junín de los Andes, es donde se encuentra el mayor número de comunidades Mapuche asentadas de toda la Pcia. del Neuquén.

Una rica cultura y una marcada fe

La presencia de las culturas Mapuche y criolla se observa en sus expresiones artísticas, en sus calles y en su gente, donde la fe se hace sentir en cada rincón.
La ciudad invita a conocer su rica historia a través de sus museos Mapuche y Roca Jalil, por medio del circuito histórico, visitando también el Paseo Artesanal, el Colegio María Auxiliadora, el Santuario Nuestra Señora de las Nieves y de la Beata Laura Vicuña y el imponente Parque Vía Christi en el cerro La Cruz, obra del arquitecto Alejandro Santana.

Mirador del Vía Christi

En el paraje San Ignacio, a 57 kilómetros de la ciudad se encuentra el Santuario donde descansan los restos de Ceferino Namuncurá, trasladados finalmente allí hace unos pocos años.

En los alrededores de la localidad existen comunidades Mapuche que abren sus puertas a los visitantes para compartir su cultura y su cosmovisión a través de diferentes actividades.

Un entorno natural privilegiado

Junín de los Andes está rodeada por una naturaleza única, ríos y arroyos cristalinos bajan serpenteantes de las montañas del Parque Nacional Lanín, y bañan sus fértiles tierras. En los ríos Malleo y Curruhué así como en los lagos Huechulafquen, Epulafquen, Paimún, Tromen, Curruhué Chico y Grande y la Laguna Verde, se pueden capturar las truchas arco iris, marrón y fontinalis. La boca del río Chimehuín es un Área Natural Protegida Provincial (A.N.P.P.) y se constituye un lugar preferencial de pesca deportiva. Gran cantidad de pescadores arriban a la localidad a lo largo de la temporada de pesca (desde noviembre hasta mayo). En noviembre suelen realizarse importantes eventos en relación a la actividad como la Fiesta Nacional de la Trucha y Fly Expo.

Todavía la actividad ganadera es importante, para celebrarlo se realiza todos los años la Fiesta del Puestero y la Exposición Rural de Junín.

En sus ríos y lagos también se pueden practicar actividades acuáticas como kayak, rafting, widsurf, o disfrutar de paseos en catamarán en el lago Huechulafquen desde el paraje Puerto Canoa.

Su entorno natural privilegiado permite realizar actividades como trekking, cabalgatas y mountain bike, entre otras, recorriendo maravillosos paisajes.
Otra opción interesante es disfrutar de una jornada de relax en las termas de Lahuen Co y observar el “Escorial”, una formación de lava encausada en un antiguo valle glaciar que ha generado un paisaje muy llamativo.

Iniciando el ascenso al Volcán Lanín

Para los más aventurados el ascenso al volcán Lanín (3.776 mts.), es un digno desafío para quienes practican andinismo. Su cumbre permite disfrutar de una panorámica inigualable de toda la región, incluyendo Chile.

Cálido y confortable

La calidez y confort de este centro turístico lo marca la atención de sus habitantes procurando permanentemente una estadía agradable para el visitante. Hoteles, cabañas, hosterías, campings, de diferentes categorías, junto con restaurantes y agencias de viaje están dispuestos para el disfrute y comodidad de los que arriban a la localidad. Al igual que los servicios de transporte público, abastecimiento de combustible, cajero automático y Oficina de Informes Turísticos.

A solo 20 km. de la ciudad, camino a San Martín de los Andes por la Ruta Nacional Nº 40, se encuentra el Aeropuerto Chapelco que recibe regularmente vuelos de cabotaje.

Para cruzar a Chile se encuentra el paso fronterizo Mamuil Malal a 67 km y el paso Carirriñe a 73 km. de la localidad.

Junín de los Andes es un lugar especial en nuestra Provincia, donde la cultura y la naturaleza se conocen y se disfrutan durante todo el año a través de una amplia gama de opciones que combinan fe, relax y aventura.

Su identidad e historia

Inicialmente, estas tierras eran compartidas por los Mapuches y Tehuelches. Estos pueblos nativos vivian de la caza y de la pesca, y rendían tributo a sus dioses y a la tierra. Luego comenzaron a llegar a esta zona los "huincas" ("nacidos en otro lugar" en mapuche). Integraban expediciones militares con la intención de extender la soberanía de la nación. Empezó así una etapa de duros enfrentamientos entre estas culturas. En 1882, una unidad del ejército, al mando del Sargento Mayor Miguel arribó a Yconiyén (valle de los chacayales) y alzó el primer fortín. Al año siguiente una nueva expedición llegó a este valle, con la misión de sentar bases para una población y conquistar así, al nativo, a través del evangelio. Al principio fue un puesto militar, hasta que en 1892 los curas salesianos Domingo Milanesio y Juan Ruggerone, visitaron la zona en calidad de misioneros. Ya en 1895, el padre Milanesio se instaló definitivamente y fundó la casa salesiana con dos colegios, con el fin de atender a los niños nativos, proporcionarles alimentos, educación y evangelización.

Es así como Junín de los Andes creció fundamentada entre los parámetros de la iglesia. Por ese entones, la población estaba constituida en su mayoría, por militares que venían con sus familias. Recién en 1945, la localidad fue reconocida y declarada Municipalidad de Junín de los Andes, por decreto nacional. Es la primera fundación registrada en territorio neuquino. Este poblado se llamaría General Frías, pero al final terminó llamándose Junín de los Andes. (Junín deriva del aymará "hunis", que significa pastizal). El crecimiento de las estancias, el comercio y la integración con las comunidades mapuches definieron su perfil actual. Asi estas tierras fueron transformandose en un centro ganadero, que continua hasta el día de hoy.

La creación del Parque Nacional Lanín potenció su desarrollo turístico por lo que hoy cuenta con una amplia oferta de hoteles, hosterías, cabañas y restaurantes. Pero también esta localidad presenta una veta diferente de destino turístico ligado a las actividades religiosas y culturales. Es el sitio patagónico en dónde más se está desarrollando el "turismo cultural": la visita a comunidades indígenas, y la convivencia con personas con costumbres diferentes a las del común que vive en la ciudad. Se convirtió en una meta de peregrinaciones y en un centro de espiritualidad dentro de un espacio de increíble belleza natural. Llegan muchos turistas motivados por la fe, interesados por conocer la historia de la beata Laura Vicuña y solicitarle que les realice algún milagro.

También se encuentra el santuario Nuestra Señora de las Nieves, que resume el camino recorrido por la iglesia a lo largo de toda su historia en esta localidad. Es una conjunción entre la arquitectura europea y todo aquello ligado a la cultura de los pueblos originarios, que le da identidad al pueblo de Junín de los Andes.

Un acontecimiento para destacar en la localidad es La Fiesta del Puestero. Durante una semana, se venden productos de todas las regiones del país, tamibén se presentan diversas actividades, como destrezas, competencias campestres y recitales en los cuales participan artistas locales, nacionales e internacionales. Los festejos culminan con un gran desfile cívico-militar, en el cual participan todos los sectores de la comunidad: militares, instituciones educativas, agrupaciones gauchas, comunidades mapuches, etc. En esta fiesta se entrecruza un crisol de culturas: criollos, mapuches, inmigrantes y descendientes de inmigrantes. Fiel reflejo de la actualidad de Junín de los Andes.

Radios on-line

Clima Junín