Fue fundada como una colonia pastoril con el nombre de San Carlos en 1902. Bariloche responde en lengua Mapuche al concepto "gente del otro lado de las montañas", y esa era la denominación que recibía el lugar cuando el misionero Mascardi logró encontrar el paso desde Chile hasta el gran lago Nahuel Huapi.

La ciudad es la más grande de la cordillera patagónica, enclavada en la Cordillera de los Andes rionegrina, y es emblemática del turismo en el sur. Su aeropuerto internacional permite el acceso de aviones de gran porte y en él operan líneas aéreas nacionales y extranjeras. Bariloche es la cabecera del Parque Nacional Nahuel Huapi, el primero creado en nuestro país y el más extenso con 710.000 hectáreas de bosques, montañas, estepa y lagos.

El lago más grande es el Nahuel Huapi con 550 kilómetros cuadrados, el sexto en cuanto a su tamaño de todo el país. El cerro Catedral es el centro de deportes invernales de Bariloche y el más desarrollado de Argentina. Múltiples son los circuitos turísticos que nacen desde esta localidad, y los más conocidos son el Circuito Chico y el Grande. La excursión al monte Tronador, y los paseos lacustres a la Isla Victoria y al Brazo Blest son clásicos del turismo en Bariloche. El camino que sale de esta ciudad hacia el sur la une con el Parques Nacional Lago Puelo y el Parque Nacional Los Alerces, y con localidades turísticas como Villa Mascardi, Epuyén, El Bolsón, Cholila y Esquel. Desde Puerto Blest se puede acceder a Chile por el Paso Internacional Pérez Rosales, o bien dirigiéndose hacia Villa La Angostura se puede cruzar hacia el país trasandino por el Paso internacional Cardenal Samoré.

Su identidad e historia

Antiguamente, en las zonas cercanas al lago Nahuel Huapi, convivían pacífiamente los tehuelches, los puelches y los pehuenches. En el siglo XVII, estos grupos indígenas fueron absorbidos por la cultura mapuche o araucana, más fuerte y evolucionada culturalmente, quienes se trasladaron desde el territorio chileno escapando de los colonos españoles.

Anteriormente, durante la primera mitad del siglo XVI, habían llegado rumores al capitán Don Francisco César, sobre la existencia de una ciudad construida en oro y piedras preciosas, a orillas de un gran lago al sur del continente americano. Evangelizadores y militares se lanzaron en vano a su búsqueda, ya que en el lugar sólo encontraron un imperio natural que adquirió el mote de "Ciudad de los Césares". Así la población nativa fue testigo del arribo del hombre blanco.

Finalmente, en el siglo XIX con la Campaña al Desierto, los expedicionarios del ejército, al mando del General Roca llegarían hasta la costa del Nahuel Huapi, con el objetivo de ocupar la zona e imponer alli la cultura europea, transformando los destinos del lugar. Comenzó asi el asentamiento poblacional en la región de los lagos andinos. En el año 1892 llegó la primera corriente de inmigrantes que se radicarían en la zona: alemanes y norteamericanos. En 1895 Carlos Wiedherhold, un comerciante alemán llegado desde el sur de Chile, instala el primer almacén de ramos generales.

En 1897 ya había unos pocos pobladores distribuidos en los alrededor del lago Nahuel Huapi siendo su actividad principal la agricultura y la ganadería. A partir de este año comienzan a funcionar aserraderos, herrerías y tambos. Y aprovechando las vías lacustres, se construyen embarcaciones artesanales para transportar mercaderías. La importancia de aquella actividad comercial hizo que nuevos pobladores fueran agrupándose en el lugar, en su mayoría chilenos de condición muy humilde: jornaleros, esquiladores y peones que buscaban trabajo temporario en las estancias vecinas. En 1901 se afincó una corriente de inmigrantes suizos que residían temporariamente en Chile y así se fue conformando una población heterogénea en cuanto a nacionalidades: convivían en la zona chilotes, alemanes, suizos e indígenas. El trabajo fue el motor que impulsaba a estos colonos. La mano de obra especializada fue de gran valor e importancia para la consolidación del pueblo.

Recién el 3 de mayo de 1902, se da carácter oficial de fundación al asentamiento que lleva el nombre de San Carlos de Bariloche. El nombre de la ciudad deriva de: Carlos en homenaje a Wiederhold y Bariloche de una deformación del termino Vuriloche (gente distinta o diferente de atrás o del otro lado) denominación que recibían los indígenas que habitaron los valles del sector oriental de la Cordillera de los Andes antes del ingreso de los Mapuches. Durante la primer década del siglo XX, el eje económico de Bariloche fue la actividad agrícola-ganadera y el intercambio comercial con Chile, pero este se vio obstaculizado por las crecientes trabas aduaneras impuestas por los gobiernos de ambos paises, trayendo graves problemas a la región. Fue imperiosa la búsqueda de nuevas opciones económicas. Así comienzan a abrirse las rutas de llegada a la ciudad: en 1913 se constuye el primer camino para autos y en 1912 se produce el primer arribo en avión.

Y en 1934, con la llegada del ferrocarril culminó un largo paríodo de aislamiento y el tiempo de los pioneros fué quedando atrás. Se incorporaron rápidamente los más modernos adelantos. Surgió la actividad turística a partir de la creación del Parque Nacional Nahuel Huapi en 1934. Otros acontecimientos importantes fueron la fundación del Club Andino Bariloche generador de actividades de montaña y las escuelas de esquí con lo que comenzó a desarrollarse una importante afluencia de turistas en invierno. Por esta misma época se iniciaron los deportes invernales como actividad recreativa vecinal.

En 1936, se realizaron importantes obras como el Templo Mayor, el Centro Cívico, también el Hotel LLao LLao y la Capilla San Eduardo, comenzándose así a delinear la vocación turística de la ciudad. Actualmene su economía se basa principalmente en el turismo y todas las actividades que de él se desprenden. Bariloche comenzó siendo una comarca de montañeses y hoy es una de las ciudades más pobladas de la Provincia de Río Negro y uno de los centros turísticos de mayor importancia de la Argentina. Cuenta con una gran infraestructura y equipamiento, destacándose el servicio de hotelería que va desde construcciones típicas a modernos establecimientos.

La mayoría de sus habitantes actuales descienden de pioneros extranjeros: suizos, alemanes, austríacos, italianos que llegaron de Europa y se establecieron en estas tierras. Aquí se quedaron trasladando sus costumbres y dando origen a los productos regionales que caracterizan la región. Bariloche es un crisol de razas y culturas lejanas.

Radios on-line

Clima Bariloche